About Me

Zapatoca
Santander - Colombia

Déjate llevar por la mágia que transmite la naturaleza y la gente de este bello pueblo.
El entorno de Zapatoca es excepcional, especialmente para los amantes de la bicicleta de montaña. Puedes caminar a cascadas y escalar verdes colinas. Hay muchos cafés y restaurantes encantadores alrededor de la ciudad donde puedes probar vino y café locales. También encontrarás las tradicionales hormigas culonas. Si nos pregunta, esta ciudad es una visita obligada durante su visita a Colombia.
About Me

Para dicha de los historiadores y de uno que otro turista es muy poco lo que ha cambiado en el municipio de Zapatoca (Santander) en los últimos 200 años.

Francisco Basilio de Benavides, el fundador de Zapatoca en 1743, no era un cura cualquiera. Los documentos de la época le dan el inusual trato de ‘maestro’ y de ‘doctor’ por su formación académica. Según consignó en su testamento, al morir este sacerdote español era poseedor de una valiosa biblioteca de 138 volúmenes, así como de una colección de 23 óleos de temas religiosos. Benavides había sido nombrado párroco del poblado indígena de Guane, no muy lejos del actual Barichara, hacia 1730, y desde los primeros días a cargo de esa extensa parroquia que llegaba hasta el Magdalena había mostrado interés en esta meseta de clima benévolo pero difícil acceso que estaba situada al otro lado del río Suárez.

Incluso hoy es complicado llegar a Zapatoca. Una opción es seguir la carretera para llegar por el norte desde Bucaramanga. Ello implica descender al profundo cañón del río Sogamoso. O, si se prefiere, se puede entrar desde El Socorro o San Gil, por el suroriente, serpenteando por los costados del cañón del río Suárez. Vale recordar que es la unión de los ríos Suárez y Chicamocha, en los confines de este municipio de Zapatoca, la que forma el río Sogamoso, uno de los principales afluentes del margen derecho del río Magdalena. Para completar la insularidad zapatoca (porque aquí lo que diferencia el nombre del pueblo de su gentilicio es únicamente la mayúscula inicial) está la serranía de los Yariguíes al occidente, que desciende hacia las selvas del Magdalena medio.
About Me

Uno de los aspectos históricos que llaman la atención de este municipio es la leyenda del alemán Geo Von Lengerke (Dohnsen  1827, Zapatoca 1882), quién llegó a Santander a mediados del siglo XIX. Desarrolló el comercio de la quina, construcción de caminos, algunos de ellos aún se conservan y hacen parte del turismo regional. Esos caminos unen a los municipios de Zapatoca, Los Santos, Betulia, Jordán y San Vicente. Además, Lengerke fue un gran terrateniente, se dice que llegó a tener cerca de 12 mil hectáreas, explotadas en una simbiosis entre feudalismo y esclavitud (más de 200 esclavos llegó a tener), aparte de ello, fue comerciante de cacharrerías, licores, quesos, vinos, entre otros. Pero, lo curioso es que a Lengerke se le atribuyen más de 100 hijos naturales, algunos incluso le achacan unos 500 hijos. Sus restos reposan en el cementerio de Zapatoca, el cual, es uno de los atractivos turísticos del municipio.

Recorrer las calles de los zapatocas es sentir un pedacito de pueblos coloniales, las fachadas aseadas y bien pintadas, la gran mayoría con macetas florecidas pegadas en la pared, algunas calles empedradas, que aún congelan esa época colonial en la comarca.

Zapatoca fundado en la parte alta del Cañón del Chicamocha en la cordillera oriental, les ofrece a los visitantes diferentes opciones de turismo patrimonial, cultural, de naturaleza y espeleología, con en un clima como lo describe el lema municipal: “Zapatoca, clima de seda y remanso de paz.”

© 2019 Chocateros de Lengerke
Sitio desarrollado por:
John Chinome

Buscar